Efectos multiplicadores

(Escrito por Josue Alanis, Cinthya Ocón, Fausto Romero Obreros de MUC El Salvador)

Estamos agradecidos al Señor por despertar nuestro interés en su Palabra por medio de las consultas de IFES sobre el compromiso con las Escrituras. Ahora es nuestro deseo compartir este interés con otras personas de El Salvador. Lo hemos estado haciendo de varias formas.

Durante los últimos dos años hemos estado dando una sesión sobre el compromiso con las Escrituras en nuestro encuentro nacional de formación para estudiantes. Cada vez que yo (Cinthya) doy esta sesión me enamoro cada vez más de la Palabra. Una y otra vez me fascina lo que Dios está haciendo en la vida de los estudiantes por medio de su Palabra y me he dado cuenta de lo importante que son las Escrituras para la vida cristiana.

Durante estos últimos meses también hemos tenido el privilegio de dar formación a jóvenes de diferentes iglesias sobre el compromiso con las Escrituras. Nos gozamos al ver que su perspectiva de la Palabra de Dios ha cambiado por completo. Uno de los resultados fue que se han interesado en la obra de MUC en la universidad. Estas sesiones nos han abierto una puerta para colaborar con jóvenes de diferentes iglesias.

El tema que suele resultar más interesante es una reflexión sobre lo que significa amar, estudiar, vivir y compartir la Palabra. Animamos a los jóvenes a cultivar un amor real por Dios y por su Palabra. Estudiar, vivir y compartir la Palabra fluye de este amor.

Hay una actividad que nos ha enriquecido mucho al intentar madurar en nuestra forma de abordar los retos de nuestro mundo de una forma bíblica. Empezamos leyendo sobre la realidad del país en el que vivimos. Pedimos a los participantes que creen un collage con periódicos para reflejar los retos, deseos y miedos de sus compañeros de estudio. Entonces les pedimos que encuentren respuestas a estos temas en la Biblia. Muchos responden con versículos bíblicos sueltos que ofrecen una respuesta superficial. Cuestionamos estas respuestas para que se den cuenta de lo importante que es tener un conocimiento más profundo de la Biblia y no sólo unos cuantos versículos de memoria que son conocidos por casi toda la población de El Salvador. Terminamos este ejercicio con un pequeño estudio sobre Habacuc y sobre cómo la respuesta de Dios a este profeta se puede relacionar con las preguntas de nuestro contexto. Nuestro propósito es ver cómo podemos sostener el periódico en una mano y la Biblia en la otra.

Hemos podido influir en la vida de más de 150 jóvenes de MUC y de más de 50 jóvenes de iglesia con sesiones sobre el compromiso con las Escrituras. Dios ha sido bueno con nosotros y hemos visto cómo algunos jóvenes se han comprometido a estudiar y a amar la Palabra de Dios. La Iglesia de El Salvador tiene que dejar atrás la religiosidad y reavivar su amor por las Escrituras.

Cuando las Escrituras se aplican a la vida

Este fue el tema de una sesión de formación memorable sobre el compromiso con las Escrituras, que reunió a más de 100 líderes estudiantes, obreros y colaboradores de NIFES en Abuya, la capital de Nigeria. Empezamos con un tiempo preparatorio para formar a los que iban a llevar grupos pequeños. Esto era importante porque el trabajo en grupos pequeños jugó un papel esencial durante la sesión.

Uno de los puntos fuertes de esta sesión fue un proyecto en grupos pequeños, en el que trabajamos juntos para ver de qué manera la Palabra de Dios se aplica a la realidad de nuestro contexto. Uno de los objetivos de este ejercicio era renovar la buena práctica de volver a las Escrituras cuando nos enfrentemos a los retos de nuestro contexto, para así fortalecer nuestra creencia de que las Escrituras son válidas para todos los aspectos de la vida.

Durante el proyecto en grupos pequeños se identificó una serie de problemas a los que los estudiantes se suelen enfrentar en su contexto:

  • Conductas incorrectas en los exámenes/Corrupción académica.
  • Corrupción y gobernanza.
  • Sexualidad.
  • Pobreza y violencia.
  • Prácticas culturales.
  • Persecución.

Cada uno de los grupos pequeños trabajó sobre un problema del contexto, siguiendo cuatro pasos. En primer lugar, identificamos los principales retos del problema: ¿qué nos lleva a buscar una respuesta cristiana? En segundo lugar, sugerimos pasajes bíblicos que podrían ayudar con el problema. En tercer lugar, escogimos un pasaje bíblico para estudiarlo más a fondo y ver cómo se aplica al problema del contexto. Por último, sugerimos formas creativas/relevantes de compartir este pasaje y su enfoque en nuestro contexto.

Cada uno de los grupos presentó su trabajo en una cartulina y lo mostró para que los demás participantes lo vieran. ¡Fue una actividad muy educativa!

Para mí, el proyecto en grupos pequeños fue transformador. Estudiar las Escrituras para ver qué dice la Palabra de Dios acerca de cada conducta incorrecta y sobre la corrupción fue duro pero muy interesante. Surgió una gran pregunta: como movimiento nacional, ¿cómo podemos tratar el tema de las conductas incorrectas en los exámenes y la corrupción académica en nuestro país?

Ahora cuando escucho hablar del compromiso con las Escrituras, no sólo pienso en estudiar la Biblia, sino en algo que va más allá. Pienso en A.E.V.C., es decir: Amar, Estudiar, Vivir y Compartir la Palabra de Dios. Para mí el compromiso con las Escrituras ha pasado de ser una simple actividad a un estilo de vida. He decidido vivir según la Palabra de Dios y compartirla con mis amigos y hermanos. Se han hecho más fuertes mis convicciones sobre las Escrituras y anhelo el cambio productivo que provoca la Palabra de Dios.

Jesús, el anfitrión, que nos invita a acercarnos a su Palabra, es la realidad que lo cambia todo.

David Ndubuaku, presidente estudiantil de NIFES
ndubuakudavid(at)gmail.com

Las Escrituras en charlas evangelísticas

Cuando evangelizamos en un contexto universitario quiero tratar asuntos que son relevantes para los estudiantes mientras muestro que la Biblia habla de una forma relevante acerca de estos asuntos. Los cuestionarios nos ayudaron a identificar algunos temas que conectan con los estudiantes. Por ejemplo: la identidad, los logros y la auto-estima, las relaciones, el significado de la vida y de la muerte.

Empiezo mis charlas con las preguntas más profundas que subyacen bajo el tema: ¿Cómo podemos formar nuestra identidad y auto-estima? ¿Qué implicaciones tiene vivir en una sociedad que basa su identidad en los logros? ¿Logro, luego existo? ¿Esto cómo afecta a nuestra sociedad, a nuestras relaciones y a nuestro ser? Planteo preguntas, propongo análisis y observamos las respuestas que nos ofrecen las tendencias actuales de nuestra sociedad. Entonces relaciono el asunto al pasaje de las Escrituras, explicando cómo y por qué Dios puede formar parte de la imagen, y observamos juntos el contexto bíblico.

Mis razones para abrir la Biblia con los estudiantes en este contexto son:

  • Quiero que los estudiantes empiecen a explorar la Biblia solos, muchas veces distribuimos copias del Evangelio en la sala y leemos el pasaje juntos;
  • No solo quiero hablar de “Dios”, sino que quiero que la gente se encuentre con Jesús. Dios se reveló en persona y quiero que la gente conozca a esta persona, invitándoles a ver los relatos que hay acerca de su vida;
  • Estoy convencido que el Espíritu Santo quiere hacer que las palabras de la Biblia vivan en los corazones de las personas.

Logro, luego existo. ¿Cuál sería un buen pasaje para ayudarle a la gente a comprender que Dios es diferente y que nos trata de una forma diferente a nuestra sociedad? En Mateo 20:1-16, Jesús relata una historia que nos revela el carácter de Dios. Nos resulta sorprendente, más bien, chocante: Nos trata según su bondad y no según nuestros logros. Pero su bondad también revela la maldad de nuestro corazón: ¿Siente envidia porque soy generoso?

Al relacionar esta historia bíblica con el tema, quiero que los estudiantes comprendan que Jesús es relevante para sus vidas. Aquí hay otros ejemplos de cómo he vinculado temas y pasajes bíblicos:

  • Relaciones (ser usados por otros; sanidad y perdón); Lucas 7:36-50.
  • Muere feliz: Comamos y bebamos porque mañana estaremos muertos: Lucas 12:16-19.
  • Religión (contrastada con la realidad de Jesús): Filipenses 2:5-11. 

Encontrarse a Jesús en estas historias ha llevado a muchos estudiantes a leer los Evangelios por sí mismos. De esta forma, la Palabra de Dios se convierte en el evangelista.

Martin Haizmann
Secretario General Asociado IFES
martin.haizmann(at)ifesworld.org

Los estudiantes se oponen a la corrupción

En África la corrupción está en todas partes y Ghana no es ninguna excepción. No importa dónde vayas, parece que siempre hay alguien esperando un soborno, un favor o algo para que hagan el trabajo por el que se les paga. Este problema representa un obstáculo para el desarrollo del país y es un gran problema en el carácter de una nación en la que más del 60% de la población dice ser cristiana.

Pero, ¿de dónde viene esta corrupción? Donde hay fruto se debe examinar la raíz y parece ser que un sitio en el que se plantan las semillas de las prácticas corruptas es en los exámenes universitarios. Hacer trampa, de una forma u otra, se ha convertido en algo endémico en nuestras facultades. Los estudiantes del movimiento de IFES de Ghana (GHAFES), sin embargo, se están oponiendo a esta práctica.

El año pasado los estudiantes de GHAFES de la Universidad de Cape Coast decidieron lanzar un proyecto, C.A.M.E., Campaign Against Malpractice in Examination (Campaña en contra de conductas incorrectas en los exámenes). Esta campaña va dirigida a los estudiantes cristianos, porque muchos de ellos han entrado en la cultura de hacer trampa, que está cada vez más presente, adoptando la visión de que “todo el mundo lo hace”. El objetivo es recordar a estos estudiantes que es pecado hacer trampa en los exámenes y retarles a dejar de hacerlo, para así poder ser de ejemplo en la universidad en general y ser un referente de integridad.

bannercorruptionLos estudiantes de GHAFES están concienciando a la gente en la universidad de muchas formas innovadoras y variadas. Por ejemplo, con una pancarta (ver imagen), folletos, pegatinas y carteles. Proyectaron un documental en seis facultades diferentes del campus para revelar y poner de manifiesto este tema. Esta campaña también incluía cuatro fórums interactivos en las facultades donde estas acciones ocultas se podían sacar a la luz y se podían tomar pasos para tratarlas.

Algunos estudiantes reaccionaron de forma negativa a la campaña y pidieron a GHAFES que la detuvieran porque creían que era un obstáculo para su progreso en la universidad. Los estudiantes de GHAFES han seguido adelante a pesar de ello y confían en que “Más vale pobre pero honrado, que rico pero perverso” (Proverbios 28:6). ¿Cuáles han sido los resultados?

Por ahora ha habido estudiantes que se han comprometido abiertamente a no hacer trampa en los exámenes y confiamos en que estas confesiones tan honestas nos guiarán a todos y nos mantendrán a raya. Muchos estudiantes cristianos con los que hablamos no veían nada malo en ayudar a otros estudiantes con los exámenes, pero gracias a la campaña se dieron cuenta de que tanto dar como recibir ayuda está mal. (Elikem Aflakpui, presidente de GHAFES en la Universidad de Cape Coast)

Damos gracias a Dios por estos estudiantes que están llevando a cabo iniciativas para cambiar su universidad y oramos para que sus esfuerzos continuos tengan fruto, no sólo en las universidades sino en toda la sociedad de Ghana.

Victor Obeng (info(at)ghafes.org)
Secretario General de GHAFES

Un Festival de Arte por la Justicia comunica un mensaje de esperanza

Cuando leo las Escrituras siempre me sorprende lo mucho que contiene acerca de la justicia. Me iba dando cuenta de esto cada vez más a medida que nos preparábamos para el Festival de Arte por la Justicia. Nuestro grupo local de estudiantes de GEU (el movimiento de IFES de Guatemala) organizó este festival de un día en nuestra universidad. Invitamos a todos los estudiantes a venir y expresar su opinión acerca de la justicia por medio de las artes (literatura, teatro, música, fotografía…) mientras que nosotros preparábamos presentaciones artísticas desde un punto de vista cristiano.

Dios nos enseñó mucho a través del proceso de preparación del festival. La corrupción y la injusticia son el pan nuestro de cada día en nuestro país. Hace algún tiempo invitamos a los estudiantes a hacerle a Dios una pregunta. Muchas respuestas iban relacionadas con temas de la justicia, por ejemplo: “¿El hecho de que no haya justicia en nuestro contexto no demuestra que Dios es indiferente o que ni siquiera existe?” Nos sorprendimos al darnos cuenta de que incluso a la luz de esta realidad, no teníamos una idea muy profunda de la justicia bíblica.

Empezamos a indagar en la Palabra de Dios y a través de un camino muy emocionante encontramos verdades transformadores y más preguntas difíciles. Encontramos a un Dios al que le interesa enormemente la justicia. Encontramos que toda la raza humana, incluidos nosotros mismos, somos culpables, injustos y que tendemos a hacer lo que está mal. Encontramos esperanza para la humanidad por medio de un sacrificio único que nos justifica, redime, restaura y transforma, para que podamos llegar a ser portadores de justicia hoy en día, mientras esperamos el día en el que la justicia será completa.

También como parte de nuestra preparación visitamos algunas de las situaciones de injusticia en nuestra ciudad. Una imagen se me ha quedado de una visita a un vertedero de la Ciudad de Guatemala: una madre soltera que vivía con nueve hijos en una casa de 4 m2; personas que hurgaban en los desperdicios buscando comida o algo para vender. A la vez estábamos teniendo un estudio bíblico sobre cómo Dios ve a Agar y tiene misericordia de los oprimidos.

Las cosas que aprendimos por medio de las Escrituras nos inspiraron a crear una serie de presentaciones artísticas para el festival. Una de ellas fue una obra de teatro basada en el libro de Romanos y en el tema de la justicia. La escribieron algunos de los obreros artsfestival2de COMPA México y también nos ayudaron a prepararla.

Unos 650 estudiantes asistieron al festival y más de 100 estudiantes colaboraron con presentaciones artísticas. Estamos inmensamente agradecidos porque la universidad se volcó con mucho entusiasmo en un tema sobre el que la Biblia tiene mucho que decir. El arte fue un gran vehículo para comunicar las verdades bíblicas y para contestar a las preguntas sobre Dios, nosotros y el mundo. Alabamos a Dios porque su Palabra trae vida verdadera y esperanza a nuestra vida, a la universidad y a nuestra sociedad.

Jhonny Corado (jhonnycorado(at)hotmail.com)
Estudiante de Arte, GEU Guatemala; coordinador del Festival de Arte